FANDOM


Charlie-and-the-Chocolate-Factory
Gallery02
Charlie Bucket es un niño que vive con sus padres y sus abuelos maternos y paternos en una destartalada casita. Son pobres y pasan hambre. Charlie y su abuelo Joe sueñan con visitar la Fábrica de chocolate Wonka que, en principio, lleva años cerrada. Y el sueño se hará realidad. Willy Wonka, dueño de la fábrica, pone en circulación dentro de sus tabletas de chocolate, cinco Billetes dorados. Estos billetes permitirán, a los cinco niños o niñas que los encuentren, visitar la fábrica, llevarse un cargamento de chocolates y golosinas de por vida y, al ganador, recibir un premio muy especial. Augustus Gloop, Veruca Salt, Violet Beuregarde, Mike Tevé y Charlie Bucket serán los afortunados ganadores. Todos entran con su padres, menos Charlie, que va acompañado por el abuelo Joe. Una vez dentro descubren, de la mano del excéntrico señor Wonka (que los recibe en la entrada de la fábrica), un maravilloso mundo de chocolate y golosinas. Cada uno de los niños y niñas va saliendo de la fábrica a causa de sus manías, defectos y mala educación. A Augustus Gloop le puede la gula, cae a un río de chocolate, y es absorbido por un tubo que lo lleva fuera del recinto. Violet Beuregarde, la obsesiva mascadora de chicle y competidora incansable, se convierte en un arándano por probar un chicle experimental con gusto a una comida completa de dos platos y postre. Veruca Salt, niña mimada y consentida que no para de pedir, es arrojada al agujero de los desperdicios por unas ardillas al intentar hacerse con una de ellas. Mike Tevé, telespectador infatigable, es transformado en un pequeño personaje de televisión al que han de alargar como a un chicle para que vuelva a tener un aspecto mínimamente normal (eso significa que 4 niños se fueron). Y por fin solo queda en la fábrica Charlie, el ganador. El premio es la fábrica: el señor Wonka se hace mayor y quiere un heredero, y el bondadoso y prudente Charlie lo será.